lunes, 4 de noviembre de 2013

El uso del teléfono móvil

Después de un largo día de trabajo en un día especialmente
cansado, este señor se sentó en el asiento
y cerró los ojos.
 
Cuando el tren salía de la estación, una joven mujer, que estaba al lado suyo, sacó su móvil y comenzó  a conversar con una voz bastante fuerte:
 
 
- Hola mi amor, soy Susi, estoy en el tren... Siii, ya sé, estoy en el de las seis y media. No tomé el de las cuatro y media porque estuve en una reunión muy larga... Noo, no con Leandro de Administración, estuve con mi jefe... Noo mi amor, tú eres el único en mi vida... 
Sí mi vida, te lo juro por Dios.
15 minutos después seguía hablando fuerte... El señor que estaba sentado junto a ella, cansado de tanto oírla hablar, se acercó a ella y en voz clara y firme le dijo:
 
- Susi, apaga el teléfono y vuelve a la cama!!!
 
Susi nunca más usó el móvil en transporte público...

No hay comentarios:

Publicar un comentario