domingo, 18 de agosto de 2013

Humor Religioso

Cuatro hombres y una mujer estaban tomando café en la Plaza de San Pedro.
El primer hombre dijo a sus amigos, "Mi hijo es sacerdote, y cuando entra a algún lugar, todos lo llaman 'Padre'."
El segundo hombre cantó, "Mi hijo es obispo, y cuando entra a algún lugar, la gente lo llama 'Su Gracia'."
El tercer caballero dice, "Mi hijo es Cardenal. Cuando entra a algún lugar, todo mundo inclina la cabeza y dice 'Su Eminencia'."
El cuarto hombre dice muy orgullosamente, "Mi hijo es el Papa. Cando entra a algún lugar la gente lo llama 'Su Santidad'."
Como la única mujer a la mesa sorbía su café en silencio, los cuatro hombres le dan un
sutil: "¿Y bien....?"
Ella responde con orgullo: "Tengo una hija,
 
ESBELTA ALTA
120  DE BUSTO
   60 DE CINTURA
   90 DE CADERA 
Cuando ella entra en cualquier lugar, la gente dice... 
 
"¡¡DIOS MÍO!!" 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario