martes, 2 de julio de 2013

VIUDA ACONGOJADA, CUMPLE DESEOS DEL DIFUNTO . . .



MURIÓ JACOBO
     
Su voluntad fue dejar 40,000 dólares para un buen entierro y una piedra conmemorativa.

Luego que se fueron los últimos acompañantes, la viuda Sara se acercó a una de sus más queridas amigas y le dijo:

-"Estoy segura de que Jacobo estará feliz"

-"Sí, tienes razón", le contesta la amiga, "pero cuánto costó realmente? 

-"40,000" le dijo Sara

La amiga muy sorprendida: "Todo estuvo muy bien, pero 40,000 me parece caro...."

Sara contesta: "1,500 dólares para el funeral, 500 para la sinagoga, 500 para los bocadillos y la bebida y los otros 37,500 para la piedra conmemorativa"
"¿37,500 dólares una piedra? ¿pero de qué tamaño es?"













No hay comentarios:

Publicar un comentario