martes, 7 de mayo de 2013

LA VIUDA

 
Hacía 5 años que una mujer había perdido a su marido y todavía seguía de luto como si fuese ayer.

Su hija le pidió que por favor saliera con alguien para que se distrajera.
La hija le presentó a un tipo.

 
Inmediatamente de conocerse se cayeron muy bien y, después de 6 meses, el tipo la invitó a pasar el fin de semana con él.
Llegó el sábado y se fueron a un lugar alejado muy romántico.
 
El tipo la llevó a pasear y la atendió muy bien.
 
Ella quedó encantada pero resulta que cuando llegó la noche se fueron a un hotel.
Ahí el empezó a acariciarla y a quitarle la ropa.

 
Ella le dijo:
- Déjame ponerme cómoda- y se fue al baño.
Cuando salió, iba desnuda pero con un calzón negro.
Él le preguntó:
-¿Por que te quedaste con el calzón?
A lo que ella contestó:
- Mis pechos puedes acariciar, mi cuerpo puedes explorar, pero aquí abajo... no lo puedes tocar, estoy de luto.
-Bueno- el tipo pensó -a lo mejor es prematuro.
Mejor me espero a mañana.
Al día siguiente pasó lo mismo y el tipo al ver que se le estaba acabando el fin de semana le dijo:
-Me voy a poner cómodo.
Cuando salió del baño, el tipo salió todo excitado con un condón negro.
Ella, curiosa y sorprendida, le preguntó:
-¿Por qué tienes ese condón negro?
A lo que él le contestó:
-Porque esta noche quiero compartir tu dolor,
¡voy a entrar a darte el pésame...!

No hay comentarios:

Publicar un comentario