martes, 26 de febrero de 2013

La Sirvienta


La sirvienta de una casa muy grande, llamada Johana, se acercó a su patrona y le dijo:
-Disculpe señora, pero yo renuncio...!

-Pero ¿por que?...si nosotros estamos contentos con tu trabajo, ¿qué te pasa?

-El problema es mi recámara.

-¿Tu recámara?...pero ¿qué tiene?... si hasta la remodelamos!

-Sí, hasta ahí está bien, pero lo que pasa es que al entrar hay un letrero que dice:
"El señor siempre estará contigo"
y él solo está dos noches a la semana nada más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario