martes, 26 de febrero de 2013

COMPORTAMIENTO EJEMPLAR.



Me gustaría compartir con ustedes mi experiencia con respecto al conducir
después de ingerir alcohol.

La noche del pasado sábado, fuimos con unos amigos como se suele decir,
de copas.
Al final, perdí la cuenta de lo que me había tomado en aperitivos,
vinos, caipiriñas, mojitos y otros cócteles.
Dándome cuenta de lo borracho que estaba, hice algo que nunca había hecho en mi vida.
Dejé mi coche y cogí un autobús.
Créanme, volví a casa con una sensación de seguridad absoluta y
sin ningún tipo de problemas.
Y lo que más me gustó es que nunca había conducido un autobús antes.

jajajajajaja

No hay comentarios:

Publicar un comentario